¿Tu empresa necesita crédito?

Publicado por: Cualli el Nov 27, 2017 9:17:00 AM

tu empresa necesita credito.png

¿Quién dijo que ser empresario es tarea sencilla? Las películas y las historias siempre nos presentan historias en donde las organizaciones evolucionan rápidamente hasta convertirse en grandes poderíos y además, no existen problemas mayores, siempre cualquier situación puede ser resuelta de la manera más sencilla, al final, los buenos siempre triunfan.

Claro, ese es un escenario que a todos nos anima y nos motiva a emprender, sin embargo, también debemos decir que la realidad no es color de rosa y tampoco marcha tan rápido.

Para ser empresario es necesario tener algunas cualidades y desarrollar muchas habilidades.

De forma inicial, es fundamental contar con la visión necesaria para hacer una proyección, ya que de ella derivan los objetivos. ¿Sabes hacia dónde quieres que vaya tu empresa? ¿Cómo te visualizas en 5 años? ¿Cómo lo vas a lograr? ¿Qué recursos necesitas? ¿En cuánto tiempo lo puedes lograr? Estos son los primeros puntos a observar para determinar si tu empresa necesita, o no, un crédito.

Cuando los empresarios se enfrentan a su nueva vida día a día, se encuentran con problemas que, seguramente, ni siquiera se imaginaban que podían suceder.

Y es que no sólo se trata de pensar en clientes y en un crecimiento exponencial, tan sólo la idea de formar un equipo sólido y responsable puede generar varios dolores de cabeza.

Y posterior a ello, “¿cómo voy a financiar mi empresa?” Como dice el dicho, “es la pregunta del millón”, quizá no exista un mejor ejemplo para exponerlo que dentro de los negocios.

Seguramente uno de los momentos más críticos para quienes deciden emprender y formar su propio negocio es cuando deben enfrentarse a los pagos, las deudas, los proveedores, la nómina, la renta, entre muchas otras situaciones.

Algunas veces, para poder iniciar los proyectos es necesario solicitar préstamos, los cuales generalmente suelen ser a través de amigos, familiares e incluso socios.

Esto es porque debemos considerar que no siempre se puede tener acceso a los préstamos bancarios, por lo que siempre debe existir un plan B. Siempre habrá múltiples forma de financiamiento para tu empresa.

Pero, ¿cómo saber si tu empresa necesita un crédito? Veamos algunas posibles situaciones que pudieran presentarse y que ante posibles soluciones ya puestas en práctica, aún así sigues sin poder sobrepasar las expectativas: 

  • Tus objetivos los ves lejos de cumplirse: Ya tienes una lista de objetivos y no sabes cómo los puedes lograr. Por ejemplo, una de las metas que más buscan las empresas es brindar una buena atención a los clientes o bien, a los proveedores. Para ello, seguramente necesitarás algunos recursos técnicos e incluso capacitación para una parte de tu personal. Ambas respuestas necesitan inversión pero, ¿cómo hacerlo si quizá el flujo de dinero no es el óptimo? Hay momentos en los que los amigos y los familiares ya no son una opción para los préstamos financieros.
  • Tienes un presupuesto pero no logras cumplirlo: ¿Tus ingresos no son siempre los que desearías tener? Por el contrario, ¿no logras reducir tus egresos? A veces resulta un poco complicado la optimización de los recursos pero más difícil es aún buscar la forma de obtener mayores ingresos para que nunca falte el flujo de efectivo. En estos casos, es posible que tu empresa necesite algún tipo de financiamiento para cubrir los gastos que mes a mes son necesarios y que quizá, de forma natural, no logras cumplir.
  • Debes financiar un proyecto a futuro: Dentro de la industria de la transformación, las licitaciones son uno de los proyectos que más comúnmente se tienen. En estos casos, lo mejor es obtener un crédito que pueda ayudarte a financiar la producción y todos los gastos de surgen que partir de dicha petición. Es importante considerar algunos puntos relevantes como el momento exacto para utilizar el préstamo, así será mucho más sencillo salir intacto de estos proyectos.
  • Necesitas ponerte al corriente con tus proveedores: La relación de empresario-proveedor siempre es una cuestión en la que ambos deben ganar, es por ello que comúnmente los proveedores ofrecen a sus clientes algún tipo de plazo o financiamiento, en la cual pueden entregar material y mercancía para esperar más tiempo hasta que puedan saldar por completo su deuda. Para estos momentos un crédito también puede ser buena opción ya que tendrás la oportunidad de ponerte al corriente con tus pagos y seguir aprovechando las oportunidades que tus proveedores te dan. Recuerda que ellos son un activo importante de tu empresa.
  • Es necesario tener mayor inventario: Claro, el inventario es algo que debe mantenerse prácticamente solo, es decir, de su producción deriva la venta y a su vez, las ganancias. Pero, ¿qué pasa cuando el proceso debe funcionar de forma distinta porque alguno de tus clientes hizo una petición especial? No se puede esperar al retorno de inversión y obtener los ingresos necesarios, tu cliente no espera y ante ello debes dar una respuesta pronta. Ante estos casos, tu organización necesita un crédito empresarial.

Antes de solicitar un préstamo, es necesario que conozcas todas las posibilidades que hay en el mercado, de esta forma, tendrás la oportunidad de tomar la mejor decisión.

Además, acompañada de la investigación que debes hacer, también es importante que pongas en orden todos los papeles de tu empresa, así resultará mucho más sencillo estudiar la situación que atraviesan.

Recuerda que para solicitar el préstamo y además, para utilizarlo de la mejor forma, es necesario hacer un presupuesto y todo el plan que se seguirá para utilizar cada peso.

Sólo así, lograrás invertirlo de la mejor manera y más que hacerlo un aliado, un crédito podrá convertirse en tu mejor socio.

Una de las posibilidades que la industria financiera te da son los créditos revolventes con garantía inmobiliaria. ¿Por qué son la mejor opción para las empresas? Porque puedes solicitar dinero durante el período de duración de tu crédito.

Además, son ideales para proyectos a corto plazo, en donde el retorno de inversión se verá reflejado de forma inmediata. Es esto a lo que llamamos “créditos que se financian solos”.

 

Guía para saber si tu empresa necesita un crédito

 

Categorias: Finanzas Empresariales

Comentarios

Suscríbete al newsletter