Las diferencias entre créditos revolventes y otros tipos de financiamientos

Publicado por: Cualli el Oct 9, 2017 9:11:00 AM

Las-diferencias entre-creditos-revolventes-y-otros-tipos-de-financiamientos.png

Cuando eres empresario y observas que es momento de solicitar un crédito porque quizá, vas a entrar a una licitación y necesitas un capital mayor de inversión o porque tal vez, tus finanzas no están teniendo el flujo que esperabas y que además se necesita, entonces debes pensar en la posibilidad de utilizar recursos externos. Cuando estás ante esta situación, ¿cuál crees que es la decisión más difícil de tomar?

Seguramente ahora estarás diciendo que pensar en la posibilidad de solicitar un financiamiento es ya algo complicado y quizá consideres que es lo más difícil, además seamos sinceros, pedir ayuda nunca es tan sencillo y mucho menos cuando se trata de ayuda económica. Sin lugar a dudas tomar la decisión de recurrir a un financiamiento es difícil y requiere de mucho valor y decisión, pero aunque no lo creas, hay algo todavía mucho más difícil de decidir. ¿Sabes qué podría ser? ¿Te suena la pregunta: “cuál crédito será el mejor”? En Cualli estamos completamente convencidos de que ésta es la pregunta más difícil y por ello es que queremos ayudarte a decidir de una manera más rápida y efectiva.

Y es que dentro del mercado financiero hay una gran variedad de productos crediticios. Esto es una ventaja pues habrá más oportunidades para elegir entre uno y otro, sin embargo, también se puede convertir en un punto débil si no los conoces correctamente ya que de tomar una decisión equivocada, podrías generar problemas económicos para tu empresa. Además, tener un abanico tan amplio de posibilidades cuando el préstamo lo requieres de forma inmediata te genera aún más conflicto pues sabes que debes tomar la decisión ya pero tampoco sabes cuál podría ser la mejor.

Es por esto que, como empresario, nunca se sabe cuando tu empresa podría necesitar un préstamo. Por ello, lo mejor es llegar preparado, aunque la precipitación del momento no te permita hacerlo. ¿Cómo prepararte antes de tiempo? Sigue leyendo las diferencias entre los créditos revolventes y otros tipos de financiamientos existentes, en Cualli te brindamos toda la información necesaria y oportuna.

Cuando vas a solicitar un crédito, lo primero que necesitas saber es cuáles son los tipos de créditos que existen. A continuación te contaremos de cada uno de ellos:

 

  1. Préstamos personales: Generalmente cuando se solicitan pueden ser invertidos en uno o varios proyectos, los cuales pueden ir desde adquirir una casa, pagar la escrituración o simplemente dar el enganche hasta gastarlo en otro país disfrutando de unas maravillosas y merecidas vacaciones. Una de las características de este crédito es que no necesitas declarar para qué lo utilizaras, como sucede con los demás, esto te permite invertirlo de muchas formas. Lo que siempre te recomendamos es que realices un presupuesto para que sepas cuánto dinero necesitas y además, conozcas la mejor forma de invertirlo y no hagas gastos “inmediatos”.
  2.  Créditos hipotecarios: Seguramente este es el tipo de crédito que más auge tiene por evidentes razones: todo el mundo desea comprar una casa o un departamento, tal vez, un terreno o cualquier otro tipo de bien raíz. Para adquirir uno de estos financiamientos es necesario que investigues todas las posibilidades que existen, cada institución te ofrecerá algo distinto pero deberás basarte en tus posibilidades de pago y sobre todo, en el plazo. Recuerda también siempre preguntar por el Costo Anual Total y los intereses mensuales que debes pagar.
  3.  Crédito avío: Este es un tipo de crédito que puede ser utilizado por las empresas pero únicamente por una industria muy específica. Aquí el financiamiento es invertido en la compra de materias primas, materiales, salarios y otros gastos de la empresa dentro del sector agrícola e industrial. Este tipo de créditos se vincula específicamente con la producción inmediata. Aunque este es un tipo de financiamiento poco común, forma parte de las posibilidades del mercado.
  4.  Capital de riesgo: Aún cuando este tipo de créditos pueden parecer muy tentadores ya que el capital sale de las manos de un tercero y no necesitas solicitar ningún tipo de financiamiento, de forma posterior, tendrás que compartir los rendimientos con quienes son tus nuevos socios. Una de las características que se tienen en este esquema de crédito es que se hacen las aportaciones cuando la empresa tiene cierto nivel de desarrollo, es decir, no resulta apto para empresas que están naciendo o para proyectos nuevos.
  5.  Fondos gubernamentales: Claro, es importante mencionarlos pues forman parte de las ofertas, sin embargo, también sabemos que este tipo de créditos pueden ser difíciles de conseguir. Una de las ventajas es que si tu proyecto ya está más avanzado, hay mayores probabilidades de que te otorguen el dinero. Las principales instituciones que los brindan son la Secretaría de Economía y Conacyt.
  6.  Créditos revolventes: Estos créditos los conocemos en gran medida gracias a las tarjetas de crédito en donde puedes tener acceso a dinero inmediato, aunque el límite de crédito sea menor que las anteriores. Otra forma de obtener créditos revolventes es mediante instituciones como Cualli. La principal característica es que tu línea de crédito podría no tener nunca fin, sí, así como lo leíste, podrás usar el 100% de tu dinero una y otra vez. Además, te ofrecemos la oportunidad de pagar intereses únicamente por el dinero utilizado, lo que significa que no tendrás que pagar intereses por el costo total, aún sin utilizar el dinero.

Aunque te parezca una locura, la posibilidad de utilizar créditos una y otra vez es posible y esta es una de las características que diferencian a los créditos revolventes de otro tipo de financiamientos. De esta manera, puedes contar con el crédito aprobado para tu empresa y si aún no estás listo para invertir ese dinero, podrás tenerlo “guardado” sin generar ningún tipo de costo.

¿Quieres que las puertas se abran para tu empresa? Entonces solicita un crédito revolvente ahora mismo y disfruta de todas las ventajas que te da. 

Aunque te parezca una locura, la posibilidad de utilizar créditos una y otra vez es posible y esta es una de las características que diferencian a los créditos revolventes de otro tipo de financiamientos. De esta manera, puedes contar con el crédito aprobado para tu empresa y si aún no estás listo para invertir ese dinero, podrás tenerlo “guardado” sin generar ningún tipo de costo.

¿Quieres que las puertas se abran para tu empresa? Entonces solicita un crédito revolvente ahora mismo y disfruta de todas las ventajas que te da.

Guía para saber si tu empresa necesita un crédito

Categorias: Finanzas Empresariales

Suscríbete al newsletter