Financiamiento para PyMES: todo lo que debes saber

Publicado por: Oscar Briz el Nov 20, 2017 9:12:00 AM

La-importancia-del-financiamiento-para-Pymes.jpg

Para lograr el éxito en un negocio naciente, es necesario contar con un financiamiento para pymes. Es decir, la aportación de dinero para poder comenzar un negocio o hacer crecer lo que hasta el momento es una mediana empresa. Muchas de las pequeñas y medianas empresas no logran persistir en el mercado debido a la falta de recursos financieros. Todo crecimiento conlleva la necesidad de tener un presupuesto y sobre todo, contar con los recursos para lograrlo. 

Para estos casos pueden haber dos fuentes de financiamiento posibles: externas e internas. Las internas, hablando particularmente de las Pymes, pueden ser utilidades reinvertidas, aportaciones de los socios, venta de activos, etcétera. Las externas son las que otorgan terceras entidades como proveedores, anticipos, banca privada, instituciones financieras, entre otros.

Un negocio sin financiamiento tenderá a ser lento en cuanto las decisiones que se tomen para su crecimiento. Un financiamiento, si se adquiere y se utiliza dentro de una estrategia financiera, será el combustible que el negocio necesita para cumplir sus metas y le ayudará a soportar necesidades de capital de trabajo a corto plazo, como: 

  • Aseguramiento de liquidez y continuidad de la empresa. Hoy en día es más complicado mantenerse en el mercado con toda la competencia existente, sin embargo, es necesario contar con algún tipo de financiamiento que te permita crear una buena estrategia de negocio para mantenerse firmes ante la competencia. 
  • Acceso a mejores precios a la hora de comprar insumos y materia prima. Generalmente cuando se adquiere una gran cantidad de insumos para tener un inventario amplio, es mucho más sencillo hacerlo por mayoreo, sin embargo, dentrás de esto es necesario realizar una gran inversión. 
  • Acceso a descuentos con proveedores por pagos en una sola exhibición. Esta es una buena forma de negociar con quienes serán tus nuevos proveedores. Recuerda que es importante que ellos tengan tu confianza y tú la de ellos. 
  • Estar listos para aprovechar oportunidades de compra. Las pymes en cualquier momento necesitarán realizar nuevas adquisiciones ya sea de equipo técnico o incluso la contratación de más personal, por lo cual, contar con un fondo de inversión se vuelve una necesidad básica. 
  • Quedar blindada ante imprevistos y necesidades. Las pymes son uno de los blancos fáciles ante ciertos incidentes. Muchas veces no cuentan con la seguridad necesaria o con los protocolos suficientes para mantener todas sus operaciones seguras. 

Principales obstáculos para conseguir un Crédito Pyme

Para las pymes resulta muy complicado obtener los recursos financieros por su propia cuenta, es decir, generados a través de sus esfuerzos. El inicio para cualquier empresa siempre es muy complicado y generalmente los clientes no son suficientes para financiar la empresa al 100%. Es aquí en donde los créditos para pymes resultan fundamentales. 

Cuando los empresarios buscan financiamiento, la banca privada tiene varios obstáculos al querer otorgar créditos para pymes ya que les es difícil generar los mecanismos necesarios para medir la capacidad de psago o la calidad y el valor de las garantías de los solicitantes, por lo que ponen reglas estrictas para el otorgamiento de préstamos.

Datos del INEGI señalan que el 97% de las empresas en México son PyME y que éstas generan el 79% del empleo y el 52% del PIB. A pesar de ser la columna de la economía en México, de cada 100 que se crean, sólo 10 llegarán a los 2 años de vida y la única razón para que se mantenga el porcentaje tan alto de Pymes existentes es que también la tasa de rotación es muy alta. Así como desaparecen casi todas las empresas que se crean, abren una gran cantidad de empresas nuevas.

 Las razones de la alta tasa de mortandad de las Pymes son varias, pero en su mayoría es por no contar con suficiente cultura financiera, lo que provoca que no tengan instrumentos que les permita enfrentar baches financieros. La falta de liquidez se convierte en un problema cuando se terminan los ahorros familiares, los financiamientos de familiares y amigos o cuando el crédito con proveedores llega al tope. Estas tres estrategias son las que estadísticamente usan más los dirigentes de las PyME para conseguir capital.

 La falta de confianza del emprendedor con las instituciones financieras, pero sobre todo de manera inversa, cuando las instituciones bancarias no quieren asumir el riesgo de fondear PyMEs en sus primeros años de operaciones o para autorizar créditos hacen que los emprendedores entren en procesos de autorización muy tardados para garantizar su inversión, provocan que pequeñas y medianas empresas, en el panorama más optimista, crezcan de una manera muy lenta.

 Todo esto aunado con la falta de divulgación del gobierno de todos los programas de financiación con los que cuenta, deja sin “cartas que jugar” a los emprendedores que se enfrentan con la terrible decisión de cerrar operaciones o seguir poniendo en riesgo su patrimonio.

 Para puntualizar los obstáculos a los que se enfrentan los entrepreneurs para que el crédito sea su principal motor, retomaré los resultados de la encuesta que hizo la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en el 2012, en la que le preguntó a los principales bancos sobre este tema:

  1. Condiciones Macroeconómicas. Siete de cada 10 bancos consideraron que las variables macroeconómicas son el principal regulador del otorgamiento del crédito.
  2. Costos de transacción. Los gastos que tiene que hacer el emprendedor con el banco para contratar el crédito son altos. En promedio, el costo de transacción como proporción del monto otorgado es de 2.8%.
  3. Falta de información sobre la PyMe. Tres cuartas partes de los bancos basan el otorgamiento del crédito en el historial de la PyMe en el buró de crédito. Al ser empresas con poco tiempo de operación, no hay información suficiente o es de mala calidad.
  4. Garantías. Los requerimientos de garantías son mayores para las Pymes, por la alta inestabilidad que presenta este sector, ya que en su mayoría no cuentan procesos profesionalizados y es más difícil evaluarlas.
  5. El origen del capital. Los bancos de capital extranjero son lo que tienen más experiencia prestando a pequeñas empresas, pero las estrategias que usa, varían mucho y limitan el crédito a empresas con giros muy específicos.
  6. Protección de acreedores. El tiempo promedio que toma el proceso de recuperación de un crédito de una PyME en incumplimiento es de 21 meses.
  7. Factores culturales y regulatorios. La informalidad afecta la oferta de crédito a las PyME. el 94% de los bancos encuestados contestaron que esta variable es de muy alto impacto en la decisión de otorgar créditos.
  8. Factores históricos. La transformación que ha sufrido la banca en las tres décadas anteriores, ha hecho que los modelos de negocios y el personal a cargo de las empresas cambie constantemente, esto merma las relaciones de confianza estrecha entre la banca y el sector productivo y por ende, a la oferta de crédito a las PyME.

Cómo conseguir un financiamiento para PyMEs

Para minimizar al máximo la posibilidad de cierre prematuro de tu PyME por falta de liquidez y garantizar el acceso al dinero privado y público, tendrás que ejecutar en tu empresa todas (o al menos la mayoría) de las siguientes acciones:

  1. Tener un plan para profesionalizar tu operación. La metodología CMMI-SVC es un buen punto de partida. 
  2. Poner en orden tus finanzas. Contrata los servicios de un profesional que te lleve tu contabilidad. Los documentos que genera te ayudarán a tomar mejores decisiones con el futuro de tu empresa.
  3. Formaliza tu empresa. Actualmente el proceso de registro para una empresa lleva varios meses y una inversión de al menos $50,000 pesos repartidos en diferentes rubros, pero próximamente, es más en este año, ya será posible crear legalmente una empresa en un sólo día, desde un socio y sin inversión. 
  4. Invierte en tecnología. ¿Cómo llevas la operación de tu empresa?, ¿cómo le das seguimiento a tus clientes? Tener una intranet para compartir información interna, un ERP para controlar el flujo de las operaciones y un CRM para manejar el flujo de tus ventas, es básico para el sustento de cualquier PyME.
  5. Investiga sobre apoyos de financiación gubernamental. Hay muchas instituciones publicas que brindan apoyos a las PyME de acuerdo al sector que pertenecen. Son un buen inicio antes de acudir con una institución financiera bancaria o no bancaria.
  6. Planea tu financiación y financiamiento. No tramites un crédito sin saber cómo, cuándo lo pagarás y los beneficios que obtendrás de él.
  7. Crea un dossier de financiamiento. El objetivo del dossier es seducir a las instituciones financieras para facilitar el otorgamiento del crédito. Posteriormente hablaremos más a fondo sobre este tema, pero para resumir, el dossier debe contener: Declaraciones de impuestos, balances, resultados, certificaciones, declaración de bienes, presentación de la empresa y resumen de la operación, entre otros.
  8. Toma precauciones, contrata un seguro de liquidez. Los créditos revolventes son los que funcionan como las tarjetas de crédito, lo tramitas y no pagas nada hasta que lo usas y por el tiempo que lo usas, pero tienes una línea de crédito abierta, siempre disponible, para tener liquidez rápidamente y afrontar problemas o aprovechar oportunidades de negocios. Es ahí donde entran instituciones financieras como las SOFOMES, que cubren brechas que la banca privada no puede o no quiere cubrir y ofrecen el financiamiento que las Pymes necesitan. 

¿Cuáles son las mejores fuentes de financimiento para emprendedores? 

¿Los seguros para empresas emergentes serán tan efectivos como los préstamos para negocios nuevos? Probablemente a lo largo de tu vida has oído la siguiente expresión sobre los seguros: "es mejor tenerlos y no necesitarlos que necesitarlos y no tenerlos". Esta es una frase que aplica tanto para los seguros personales como aquellos productos que están diseñados para la protección y seguridad de las empresas. 

Los más comunes son los Seguros contra daños en las instalaciones, robo de equipo técnico o daños en el equipo de trabajo. ¿Pero qué sucede cuando surge una contingencia o quisiéramos aprovechar una oportunidad de negocio y no tenemos el capital suficiente para afrontarlo? Hay que buscar financiamiento externo y generalmente este financiamiento es igual a solicitar un crédito con una institución bancaria o financiera. 

Pero bajo esta premisa podríamos imaginarnos a una empresa grande o al menos, una organización bien consolidada, sin embargo, ¿qué sucede cuando las empresas son pequeñas o medianas? Muchas veces por falta de solidez económica no pueden tener acceso a los préstamos para negocios que las instituciones financieras ofrecen. 

En el caso de que los bancos acepten tu solicitud, cuando te otorgan un crédito tradicional te dan la suma autorizada y tienes que pagar parcialidades periódicas por un tiempo definido, éstas parcialidades incluyen los intereses por tiempo y por el monto total.

Algunos de los problemas al momento de solicitar este tipo de créditos, es que los trámites son muy tardados de realizar y piden garantías demasiado grandes reduciendo las probabilidades de obtenerlo cuando eres una empresa pequeña o mediana pues la mayoría de éstas tienen pocos años de operación o aún no cuentan con la suficiente liquidez que la institución financiera requiere.

Si por otro lado quisieras ser un empresario previsor, podrías tramitar uno de los créditos simples para negocios con anticipación y tenerlo listo para una emergencia, sin embargo, esta puede no ser una decisión inteligente ya que el dinero lo tendrías detenido y estarías pagando los intereses completos. En el caso de las PyMES que recién comienzan, lo más seguro es que no tendrían el capital para realizar este tipo de inversiones de las cuales no obtienes un retorno de inversión. 

Cuando solicitas un préstamo empresarial con estas características, lo más recomendable es que ya cuentes con un objetivo y un presupuesto para realizar la inversión, de otra manera se corre el riesgo de sólo perder capital a través del pago de intereses que al final terminan siendo el doble o hasta el triple del monto solicitado. 

Este tipo de créditos para negocios son ideales para empresas que tienen planeado crecer, que ya saben en qué van a ocupar el recurso, por cuánto tiempo, saben o tienen una idea muy real de los beneficios que generaran al tener trabajando el capital obtenido y que este beneficio será mayor que el pago del crédito . 

Pero para pequeñas y medianas empresas, hay otra clase de crédito ideal para solventar emergencias u oportunidades inesperadas: el crédito revolvente.

OPORTUNO de Financiera Cualli

OPORTUNO es el crédito revolvente de Financiera Cualli.El monto mínimo que otorgamos es de 500 mil pesos y podemos llegar hasta 5 millones. A través de este crédito puedes hacer crecer tu empresa pequeña o bien, podrías darle mayor solidez financiera para que de ser un negocio mediano logres mayores retos financieros. En este tipo de préstamos para empresas puedes ver verdaderas oportunidades de inversión los cuales te ayudarán a crear relaciones empresariales a futuro, incrementar tu inventario para enfrentar la temporada de "vacas flacas" o bien, para aumentar el número de colaboradores. 

Un crédito revolvente para PyMES es como tener un as bajo la manga. Recuerda que mientras no dispongas del dinero, no tendrás que pagar intereses, es esta la mejor forma de volverte un empresario precavido. Descarga nuestra guía si crees que tu empresa requiere un crédito.  

  5 Formas de hacer crecer tu negocio

Categorias: Finanzas Empresariales

Suscríbete al newsletter