Cómo usar un crédito empresarial de manera inteligente

Publicado por: Cualli el Jan 11, 2018 6:00:00 PM

Como-usar-un-credito-empresarial-de-manera-inteligente.jpg

Los empresarios, con frecuencia, encuentran dificultades para manejar el flujo de efectivo como resultado de las necesidades de recursos para cumplir con los gastos recurrentes: nóminas, compara de insumos, transportes, consumo productivo, etc. A muchos negocios les ha llegado ese momento complicado en que no hay efectivo líquido suficiente para cubrir los gastos diarios.

Cuando llegan esos tiempos, un buen empresarios debe tener un lugar donde acceder a fondos lo más rápido posible. Sin capital de trabajo suficiente, podría desarrollarse un serio problema de flujo de efectivo. Este tipo de problemas han obligado a muchos a cerrar negocios que generaban ganancias pero que se quedaron sin liquidez.

Una línea de crédito empresarial puede ayudarte a acomodar las demandas de liquidez estacional y sortear los altibajos en el flujo de caja. También te permiten comprar insumos con anticipación para futuras ventas.

Sin duda, el crédito empresarial es una de las fuentes de financiación más confiables que cualquier compañía debe tener en caso de que su flujo de efectivo disminuya. Actúa como un fondo de emergencia para cualquier negocio y por eso cada propietario de una empresa debe tener uno.

A continuación, te decimos cómo puedes usar un crédito empresarial para darle estabilidad a tu negocio y hacerlo crecer.

1. Control del efectivo

Una de las ventajas que tiene una línea de crédito empresarial es que nadie dicta cómo debe gastarse el efectivo, a diferencia de un préstamo bancario. A veces, ciertos préstamos vienen con condiciones o con ciertos gastos controlados para que la entidad financiera que otorga el préstamo tenga control sobre cómo se debe usar el efectivo.

Lo bueno de una línea de crédito empresarial es que el emisor no tiene control sobre cómo va a utilizar sus fondos. Sin embargo, una mala administración puede generar desperdicio de recursos y un sobreendeudamiento innecesario.

El flujo de caja es uno de los conceptos fundamentales para el control del efectivo. Toda empresa tiene gastos, por lo que debes aportar suficiente efectivo cada mes para cubrir esos gastos.

El escenario ideal es aquel en el que logras generar dinero extra para que el negocio crezca, Pero mientras los gastos pueden mantenerse relativamente estables mes con mes, el flujo de caja puede variar. Los motivos pueden ser muchos: cuentas por cobrar, ventas por realizar, transferencias de recursos retrasados, etc.

Cuando una empresa no recibe suficiente dinero para cumplir con sus facturas, tiene dos opciones principales: pagar esas facturas con cualquier reserva en efectivo que la empresa tenga a mano o usar crédito.

Debido a que el flujo de caja variable es una cuestión comercial muy común (y una de las principales causas de fallas empresariales), una regla general para cualquier empresa es tener una reserva en efectivo para cubrir los gastos de 6 a 12 meses, o una línea de crédito que le permita cubrir los gastos inmediatos con la garantía de que se generarán los recursos para pagar el préstamo.

2. Flexibilidad

A diferencia de los préstamos que se otorgan como una suma global, contar con una línea de crédito corporativa permite a los propietarios de negocios acceder a los fondos cada vez que surge la necesidad.

Esto es una gran ventaja para las empresas que no tienen mucho efectivo disponible porque logran reunir los montos para cubrir sus compromisos y seguir adelante. El beneficio que viene con una línea de crédito empresarial es que permite administrar el flujo de efectivo de una mejor manera.

Muchas empresas usan una línea de crédito para ayudar a abordar problemas cíclicos de flujo de efectivo. Con una línea de crédito, una entidad financiera proporciona un monto máximo que puedes pedir prestado. No tienes que tomar todo, solo lo que necesitas en un momento dado. Una vez que cobras las factura pendientes, pagas el préstamo y cubres solo los intereses sobre el monto que pides prestado.

3. Construye un historial crediticio sólido

Es aconsejable que una empresa desarrolle un sólido historial de crédito para que en el futuro pueda ser fácil obtener préstamos comerciales y otras formas de crédito. El uso de una línea de crédito empresarial es una gran oportunidad para que los empresarios fortalezcan su historial crediticio con el cumplimiento puntual de sus compromisos financieros.

Si tienes una línea de crédito empresarial, asegúrate de pagar a tiempo, ya que los reembolsos puntuales mejorarán la nota crediticia que tengas con las instituciones financieras. Esto hará más sencillo ampliar tu línea de crédito cuando lo necesites y te permitirá contratar otros créditos alternos.

Desde luego, no quieres una línea de crédito que sea demasiado grande o demasiado pequeña, quieres que sea la correcta. Lo que "correcto" significa depende de cada negocio. Por supuesto, una empresa generalmente necesita tener $ 1.25 de ingresos para respaldar cada $ 1 de servicio de la deuda. Debes estar seguro de que cuando recurras a esa línea de crédito, tu empresa podrá absorber fácilmente la deuda resultante.

4. Mejora el flujo de efectivo empresarial

Cada vez que el flujo de efectivo en el negocio se deteriora, el funcionamiento normal del negocio se ve afectado negativamente. Esta es la razón por la que el propietario de un negocio debe tener acceso al crédito siempre que lo necesite.

Uno de los mejores métodos que puede inyectar dinero en el negocio durante una crisis financiera es una línea de crédito empresarial. Sin embargo, no puedes depender en todo momento del crédito.

Conforme se desarrolla la actividad empresarial, tienes que establecer mecanismos que te permitan generar los recursos extras que mencionamos en el punto 1 para tener un fondo de reserva de entre 3 y 6 meses de efectivo.

5. Aprovecha los intereses menores del crédito empresarial

Las tasas de interés cobradas en líneas de crédito empresariales difieren entre ellas, pero son comparativamente más bajas si las observamos frente a las que se cobran en préstamos y tarjetas de crédito.

Recuerda que cuanto menor es la tasa de interés, menor es el pago mensual, lo que significa un mayor ahorro. Por esta razón, utilizar un crédito empresarial para financiar operaciones de corto plazo como pagos de nómina, compra de insumos y gastos semejantes, es mucho más redituable que contratar un préstamo bancario de largo plazo.

Por otro lado, tener una línea de crédito empresarial es una ventaja si la empresa necesita fondos pequeños. Una cantidad muy pequeña como para ser viable en un préstamo convencional, pero tan grande como para ser cubierto con una tarjeta de crédito, puede ser obtenida por medio de una línea de crédito empresarial.

El objetivo de cualquier negocio es obtener un beneficio, pero el negocio no puede ser rentable si una gran cantidad de ingresos generados por el negocio se utiliza para pagar los préstamos. Sin embargo, con las líneas de crédito empresariales, las bajas tasas de interés te permiten reducir la salida de efectivo para mantener la estabilidad de la empresa en el largo plazo. 

Conclusiones 

Como propietario de una empresa, es bueno tener un lugar donde puedas acceder fácilmente al efectivo para mantener el negocio en funcionamiento. Una de las formas más adecuadas es tener una línea de crédito empresarial. 

La principal ventaja de este tipo de financiamientos es que no hay pautas específicas que indiquen cómo debes usarlos. Son flexibles en sus términos y te ayudarán a realizar las transacciones que requiere tu empresa en el día a día. 

Una línea de crédito es un servicio estándar proporcionado por instituciones financieras como nosotros. La obtención de un préstamo aprobado depende de la capacidad del negocio para pagar y/o de los activos personales del propietario, por ejemplo, una propiedad hipotecable, asignación de acciones y bonos, o la asignación del valor en efectivo de las pólizas de seguro de vida.

El manejo adecuado de una empresa requiere capital y una cantidad de dinero en efectivo para realizar diversos objetivos. Una de las fuentes de fondos más confiables a la que una empresa puede acceder es una línea de crédito empresarial. Acércate a nosotros y encuentra las herramientas necesarias para hacer crecer tu negocio.

Te invitamos a descargar nuestro eBook gratuito, “Plan de expansión de negocios”. Encontrarás información útil para hacer que tu empresa crezca, se consolide y sea un éxito rotundo. 

Plan de expansión de negocio 2018

Comentarios

Suscríbete al newsletter